Unergy, la fintech que busca democratizar la energía solar


Sostenibilidad, innovación, tecnología y financiación convergen en Unergy, una fintech que reúne a personas que deseen invertir en energía solar con empresas que quieran utilizar este modelo energético sin incurrir en gastos.

Inicio Sostenibilidad Unergy, la fintech que busca democratizar la energía solar Publicado el: 25 de enero de 2021

Sostenibilidad, innovación, tecnología y financiación convergen en Unergy, una fintech que reúne a personas que deseen invertir en energía solar con empresas que quieran utilizar este modelo energético sin incurrir en gastos.

La humanidad corre una carrera contrarreloj y el futuro exige actuar desde ya en su nombre: la lucha compartida contra el cambio climático es la única puerta a un mañana de bienestar. Con esa idea como horizonte, los fundadores de la startup Unergy buscan reducir las emisiones de carbono lanzadas a la atmósfera al reemplazar el consumo de energía basado en combustibles fósiles por la masificación de la energía solar.

Su misión de democratizar la energía solar, además, está alineada con las proyecciones nacionales: para 2022, según calcula el Ministerio de Minas y Energía, Colombia contará con 2.800 megavatios de capacidad instalada de energía solar y eólica, lo que representará el 12 por ciento de la matriz energética del país. 

¡Sigue nuestras actualizaciones en Facebook! 

El primer paso para cumplir ese objetivo fue identificar, y entender a profundidad, las barreras y necesidades que existen en Colombia para acceder efectivamente a esta fuente de energía renovable. 

Más del 90 por ciento de las personas que quieren invertir en energía solar no pueden hacerlo porque viven en apartamentos, en lugares arrendados que no tienen techos disponibles para instalar paneles solares o no cuentan con las inversiones mínimas para viabilizar sus proyectos en un techo propio, que rondan los 15 millones de pesos”, explica Eduardo Ospina, ingeniero electricista y CEO de Unergy.

Por otro lado, el sector privado —un actor clave para lograr un mundo sostenible y equitativo— enfrenta otras limitaciones para implementar la energía solar a su estrategia de negocio. “Muchas industrias tienen todo lo contrario: grandes techos y superficies, grandes consumos de energía y una rentabilidad aún más grande con energía solar, pero no hacen inversiones en energía limpia para concentrarse en su operación”, agrega Ospina.

Te recomendamos: Movilidad sostenible: tres lecciones de la cuarentena

Con el panorama claro en ambos frentes, Unergy surgió, en 2019, para atender simultáneamente las necesidades de inversión de las personas sin techo propio con las necesidades de empresas con techo propio, pero sin capacidad de inversión. 

Su modelo de negocio beneficia tanto a inversionistas como a empresas: los primeros aportan desde un millón de pesos colombianos y reciben una rentabilidad de entre 8 y 13 por ciento de efectivo anual mientras que los segundos, sin costos de inversión ni de mantenimiento, empiezan a operar con energía renovable y reducen entre 15 y 35 por ciento sus costos en los consumos energéticos mensuales.

Básicamente hacemos un crowfunding de energía solar para que las personas tengan activos de energía sostenible que antes no tenían y para que las empresas consuman energía solar financiados por terceros y por un costo mensual menor”, asegura el CEO de la startup.

Lee también: Una apuesta integral por la sostenibilidad: el caso del hotel El Alcaraván

El medioambiente, por supuesto, es el principal beneficiado por esta apuesta, ya que disminuye el consumo de combustibles fósiles —como gas y carbón— en la generación de energía y las emisiones atmosféricas asociadas a ello. Además, el funcionamiento de Unergy evidencia que sostenibilidad y rentabilidad sí pueden ir de la mano, a la vez que crea una conciencia ambiental en quienes se involucran en sus proyectos, que, como una bola de nieve, poco a poco, va llegando a otros ámbitos.

“Comienzan a tener más confianza en la tecnología y en la energía solar, y también a entender mejor todo lo relacionado con su impacto. Empiezan a pensar, por ejemplo, cómo movilizarse para tener una huella de carbono menor y cómo reciclar mejor. Es algo que trasciende y que no impacta únicamente su vida personal, sino que también llega a sus familias y empresas para generar un cambio poderosísimo respecto al cambio climático”, dice Ospina, quien asegura que durante ese año la empresa buscará expandirse al extranjero, principalmente en Ecuador, México, Perú y Panamá.

¡Únete a nuestra comunidad en LinkedIn!

El papel de la tecnología es fundamental para mantener la confianza y la transparencia de la operación de Unergy. Su sistema automatizado de gestión energética informa en tiempo real todas las variables asociadas al proyecto a inversionistas y a empresas: cobros y ahorros mensuales, generación y consumo energético, anomalías y rentabilidades, por ejemplo.

Trabajamos con Inteligencia Artificial para optimizar la operación, con Internet de las Cosas enviamos reportes, con desarrollo de hardware hacemos las mediciones energéticas, con algoritmos y tecnología Blockchain repartimos las rentabilidades de manera segura. De esta forma, nosotros como humanos detrás de Unergy no tenemos la potestad de cambiar los datos de estas transacciones energéticas que, finalmente, se convierten en una transacción financiera”, explica el CEO.

Te puede interesar: Reducir la huella de carbono, invertir al futuro

Aunque el camino por recorrer aún es largo, Colombia avanza en términos de energía solar: en la edición más reciente del ranking de sostenibilidad energética, emitido por el Consejo Mundial de Energía, el país ascendió del puesto 49 al 35 y se ubicó en el sexto lugar de Latinoamérica y el Caribe.

Por su parte, Unergy ha logrado su meta democratizar y masificar la energía solar al reunir cerca de dos mil millones de pesos de financiación en proyectos de energía solar, con una participación de aproximadamente 200 inversionistas. Sin embargo, van por más: para 2025 esperan contar con un millón de personas asociadas a su plataforma y financiar 50 millones de dólares en proyectos de energía solar.

Sabemos que podemos hacerlo gracias al crecimiento del sector, a la rentabilidad y a los avances tecnológicos de la energía solar. También sabemos que tenemos que hacerlo: si no nos juntamos para cambiar fuertemente el mundo en términos de sostenibilidad vamos a acelerar un impacto negativo con posibles efectos catastróficos. Estamos corriendo todos juntos esta carrera”, concluye Ospina.