Bohío Playa: moda que descontamina el mar


Esta empresa colombiana, fundada por dos hermanos paisas, crea prendas playeras, hechas con plástico reciclado sacado del mar. Además, su estrategia de sostenibilidad incluye trabajar con adultos mayores y madres cabeza de familia.

Inicio Sostenibilidad Bohío Playa: moda que descontamina el mar Publicado el: 4 de enero de 2021

Esta empresa colombiana, fundada por dos hermanos paisas, crea prendas playeras, hechas con plástico reciclado sacado del mar. Además, su estrategia de sostenibilidad incluye trabajar con adultos mayores y madres cabeza de familia.  

‘Hecho a lo abuelita’, con esmero y cariño. Bajo ese lema, los hermanos Daniel y Juan Camilo Velásquez han conformado Bohío Playa, una marca de ropa inspirada en el Caribe y su esencia: el mar y sus colores, la cumbia, el vallenato, las orquestas musicales de las décadas de los 80 y los 90, y figuras como las de Joe Arroyo, Diomedes Díaz y Bob Marley. En su propuesta confluyen la vida playera y el cuidado de una abuela. Por eso, protegen la primera y dan trabajo a las segundas.

¡Sigue nuestras actualizaciones en Facebook! 

“Más que pensar únicamente en la sostenibilidad económica de la marca, nos interesa su sostenibilidad ambiental y social. Por eso, muchas de nuestras prendas están hechas a partir de plástico reciclado y contratamos a adultos mayores y a madres cabeza de familia con una buena remuneración”, dice Juan Camilo y agrega que “gracias a eso, trabajan con una muy buena calidad y el resultado son prendas duraderas, hechas con amor y detalle”, agrega el administrador de negocios.

Sus colección Salvando Mares está protagonizada por camisetas, pantalonetas y tapabocas confeccionados con botellas PET provenientes del mar, cuyos pigmentos también dan vida a sus estampados. “Si uno ama el mar y se inspira en él, no tiene sentido que lo contamine de ningún modo”, asegura Daniel, quien está al frente de todos los procesos creativos de la marca.

Te recomendamos: 15.000 envases de plástico se reusan cada mes, gracias al programa ‘Floresa llena tu tarro’

El plástico no es el único insumo reutilizado en sus prendas. “Cada camiseta está hecha con cinco botellas recicladas y el otro 50 por ciento es algodón reciclado de ropa de segunda mano. Nuestros sombreros, además, están hechos a base de palma de moriche y son tejidos manualmente por indígenas de la Amazonía una vez el cogollo cae naturalmente de la palma”, explica Juan Camilo.

¡Únete a nuestra comunidad en LinkedIn!

La gestión ambiental de Bohío Playa —que nació en 2015 como un ecommerce y ya tiene presencia internacional en Puerto Rico, Guatemala, Panamá y Chile— adquiere aún más peso y un impacto global si se tiene en cuenta la complejidad y los desafíos que el plástico ha traído consigo: desde el auge de su producción masiva, hace aproximadamente siete décadas, se han producido 8.300 millones de toneladas métricas de plástico, según un estudio publicado en Science Advances. 

Por su ciclo de vida, en el que pueden durar 400 años en degradarse, la mayoría de los plásticos —6.300 millones de toneladas métricas— existen aún hoy como residuos y solo el 9 por ciento ha sido reciclado. Esas cifras son difíciles de dimensionar: tan solo la cantidad que llega anualmente a los océanos —8 millones de toneladas métricas— equivale a tener cinco bolsas plásticas de mercado por cada 30 centímetros de costa en el mundo.

De no transformarse los hábitos de consumo, el futuro no será esperanzador: en 2050, el mar tendrá más plástico que peces, según el Foro Económico Mundial, y los vertederos alojarán 12 millones de toneladas métricas de plástico, un peso 35.000 veces mayor al del Empire State.

Lee también:  El futuro será sostenible o no será

La industria de la moda es la segunda más contaminante del mundo, según la ONU. Por eso, su rol es fundamental en la construcción de un mundo sostenible. Transformarla desde la sostenibilidad ambiental y social es esencial para que un futuro de bienestar sea viable.

A través de Bohío Playa —empresa participante de la versión colombiana del programa Shark Tank—, han logrado aportar su grano de arena a la preservación playera: han reciclado 40.000 botellas, ahorrado 20 millones de litros de agua, apoyado limpiezas del mar en Valle del Cauca y Sapzurro, y destinado fondos para ayudar a víctimas de la pandemia y del Huracán Iota en el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

“Han pasado mil cosas en el camino de emprender. Qué más que una pandemia, pero seguir creando prendas sostenibles con un propósito social es nuestro mayor aliciente”, dice Daniel, quien también es músico y comunicador social. Para lograrlo, Bohío Playa busca expandir aún más su red de distribución y conquistar los mercados de Estados Unidos, Centroamérica, e, incluso, llevar el cuidado de las abuelas y la esencia del Caribe al otro lado del Atlántico, en Europa.