Dvotio, comprometida con la moda responsable

Volver

Dvotio fue una de las empresas reconocidas por Xposible en el 2020, gracias a su trabajo por lograr colecciones de moda responsables.

Puesto

El lugar que ocupa la moda como industria más contaminante en el mundo. Sus prácticas suelen vulnerar los derechos fundamentales de sus colaboradores. La empresa nariñense Dvotio reinventa esta escena al hacerla más justa. Menor impacto ambiental y social, mayor desarrollo sostenible y fortalecimiento económico para las comunidades artesanales son los nuevos valores que propone para la industria de lujo.

Años

10

El tiempo que lleva con colecciones atemporales de alta costura, que son su sello para romper esquemas: están inspiradas en la paleta cromática andina, creadas en alianza con comunidades del sur de Colombia, potencializadas con técnicas ancestrales que usan insumos naturales no contaminantes y presentes en pasarelas y mercados internacionales.

Con una propuesta que visibiliza talentos y forma sinergias, esta compañía que busca resaltar los procesos culturales de la Región Andina, presente en productos de alta costura, preservando las costumbres ancestrales y protegiendo el medio ambiente.

Repensar e innovar son tal vez dos de las cosas más difíciles de desarrollar en un campo que pareciera haber logrado encontrar la receta del éxito. Sin embargo, leer el contexto es una habilidad que sin duda caracteriza a Dvotio, una organización que lidera una propuesta sostenible en la industria de la moda, para generar impacto positivo sobre las comunidades locales y el medio ambiente.

Con 10 años de trayectoria en la generación de propuestas de confección de alta costura con enfoque social y la inspiración de la Región Andina Suramericana, generando así un equilibrio perfecto entre la sofisticación de la moda y la profundidad de las técnicas ancestrales para generar un producto que ha cautivado la industria por su originalidad e impacto.

Con el proyecto #DvotioXODS que nació en el año 2017, representando el compromiso de la organización con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, busca un contacto social y cultural con diferentes comunidades artesanas del sur de Colombia y Ecuador, logrando la adopción de nuevas dinámicas manufactureras más responsables y conscientes.

El proyecto tiene un alcance que se resume en 1.794 Kilómetros lineales sobre los Andes entre Colombia y Ecuador, en los que habitan 13 actores fundamentales para la iniciativa entre manufactureros, artesanos, distribuidores y comunidades ancestrales, logrando de esta forma un espacio de trabajo articulado, incluyente y fiel con el propósito de hacer del sector uno más justo, al tener menor impacto ambiental y social, para un mayor desarrollo sostenible.

Lee también: Ranking Par: el desafío de medir la equidad de género en las empresas

De acuerdo con María Helena Cotacochi, miembro de la comunidad Quichua que está involucrada en el proceso, haciendo equipo con su marido en la generación de tejidos textiles “estos proyectos hacen un gran aporte a las comunidades ancestrales, al reconocer sus costumbres y presentarlas con respeto al resto de la sociedad, así como brindando la opción de mantener los oficios tradicionales y generar trabajo para todos”.

Para el desarrollo y materialización de esta nueva forma de hacer moda consciente, cumple con unas etapas. En primer lugar, se genera un espacio de formación inspirado en el intercambio de experiencias donde el artesano le enseña al diseñador sobre sus insumos y su técnica, así mismo, el diseñador orienta al artesano en términos sostenibles, tendencias de color y estilo.

Aquí nacen los insumos para la generación de una propuesta de producción y comercialización circular que convoca los talentos de diversos grupos para la formación de una sinergia que fortalezca el tejido social y las prácticas sostenibles en una industria que históricamente ha sido reconocida por su alto nivel de contaminación e impacto negativo sobre el medio ambiente.

La propuesta de Dvotio además integra comunidades de forma rotativa para resaltar los valores de la cultura ancestral y generar en los consumidores finales una conciencia sobre los elementos tradicionales de la Región Andina.

Todas estas características hacen del proyecto, un proceso de beneficios en diversos sentidos, además de la relevancia cultural, el fortalecimiento de los pequeños productores y artesanos y la conciencia ambiental, se encuentra un gran compromiso por la eliminación de prácticas que impactan los recursos naturales de forma negativa y de fibras altamente contaminantes como el poliéster.

Puede interesarte: En el futuro del trabajo, “el líder debe volver a estar al servicio de los otros”

Para Margarita Sarmiento, directora creativa y fundadora, lograr el reconocimiento de esta propuesta “es reconocer el trabajo de nuestro equipo multidisciplinar y pluricultural, que hoy forma DVOTIO. Artesanos, carpinteros, sastres, patronistas, diseñadores y costureras, son líderes de procesos que dan fruto no solo en premiaciones, sino en acciones que transforman la moda”.